viernes, 1 de febrero de 2013

Acróstico impúdico

Tengo apetencias apremiantes. 
Estar ahí, verte en contrapicado. 

Quiero atragantarme con ella. Escupir.
Untarla de saliva hasta resbalar. 
Insistir sobre mis amígdalas, que crean que voy a vomitar.
Espamos en tu cuerpo. Espamos en mi diafragma.
Reír con la boca llena. Tragar. Sonreír.
Oler los restos de semen. Relamerme como un cachorro. ¿Por qué no? Como una perra...

(Esto es, amigos, saber chuparla, pero con amor) 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada